27 de diciembre de 2019

Comprobador de huecos de alta tensión para problemas de WTG LPS
Disparando a

En la actualidad, la mayoría de las pruebas de conductividad de las palas de los aerogeneradores (WTG) se realizan a través de Rope Access: sólo se mide la pala, desde la raíz de la pala hasta los receptores. Al desplegar la tecnología robótica de Aerones para hacer mediciones de LPS, utilizamos cables largos para completar una prueba de circuito completo con el fin de comprobar si, en caso de que caiga un rayo, la carga estará realmente bien conectada a tierra.

La realización de la prueba de circuito completo también nos permite encontrar los lugares en los que el sistema LPS del aerogenerador carece de conexiones; es decir, entre el cubo y la góndola, la góndola y la torre, etc.

Si el aerogenerador tiene huecos de chispas, pararrayos rodantes o escobillas de carbón, creamos una derivación, es decir, un puente, entre estos huecos.

Este es el aspecto de nuestros informes de inspección LPS. Mostramos la medida exacta de la resistencia de cada receptor.

Según nuestra experiencia, hay muchos casos en los que no hay lecturas en toda la hoja del WTG. En estos casos, podemos realizar la localización de la causa del problema dentro del LPS.

El primer tipo de localización de averías consiste en medir desde la punta de la cuchilla WTG hasta cada receptor: colocamos un extremo de la sonda Megger en la punta de la cuchilla (el equipo que utilizamos lo llamamos "calcetín") mientras que el otro extremo de la sonda lo llevará el robot a cada receptor. Existe un tipo especial de "calcetín" para las puntas de las cuchillas metálicas, así como para las puntas de las cuchillas con receptor. En ambos casos, podemos medir desde la punta hasta cada uno de los receptores. 

El otro tipo de solución de problemas consiste en realizar las mediciones desde la raíz de la hoja del WTG hasta cada receptor. En la mayoría de los casos, el problema se encuentra en algún lugar entre el último receptor y la raíz de la pala. La situación más común sería un cable roto o algún problema dentro de la caja de registro del alumbrado.

Para el tipo de casos en los que existen problemas de fuga, cables rotos o huecos, que suelen formarse con el tiempo debido a cambios de temperatura, diferentes coeficientes de dilatación de los materiales, daños mecánicos, oxidación u otras razones, aquí en Aerones, hemos desarrollado un equipo especial para probar la continuidad dentro del LPS donde los métodos de medición clásicos no funcionan: normalmente, se utilizan ohmímetros de baja resistencia, con el rango de medición de hasta 2 kΩ. Si hay un salto de chispa en el LPS, la resistencia puede superar un rango de 100 kΩ (e incluso MΩ).

El comprobador de huecos de alta tensión genera disparos de pulsos de alta tensión para superar la resistencia dieléctrica del material entre los conductores. De esta manera tenemos la oportunidad de ajustar la tensión de salida cambiando la distancia entre los electrodos del etalón, y al hacerlo podemos determinar cuán grande es la brecha dentro del LPS.

Creamos la chispa, que siempre viajará a través del hueco más corto. Si, por ejemplo, en la pala del WTG el hueco entre dos hilos del conductor será de 1 cm y en nuestro equipo de ensayo de 2 cm, la chispa saltará por el hilo de la pala.

Si el hueco en la hoja es, por ejemplo, de 2 cm y en el suelo de 1,9 cm, la chispa saltará a través del hueco hacia el suelo.

Al realizar este tipo de pruebas, no es posible dañar nada dentro de la WTG. A modo de comparación: el nivel de tensión de los rayos varía entre 10 y 120 MV. Nosotros utilizamos pulsos de 100 kV: cientos de veces más pequeños que el impacto de un rayo.

Aerones
Puestos realizados: 53

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *